Un hombre leproso se acerca a Jesús meditando
Y es tanta la pena que lleva por su enfermedad
Ah ah ah
He oído que sanas ha muchos sin nada cobrarles
Eh eh eh eh ehs
He oído que haces el bien donde quiera que vas
Ah ah ahs
Por eso te ruego que escuches mi humilde plegaria
Ah ah ah ah ah
Si quieres
Señor límpiame

-coro-
Quiero quiero quiero sanar tus heridas
Ah ah ah ah ahs
Quiero sanar tus heridas calmar tu dolor
Quiero quiero quiero que tu tengas vida
Quiero sanar el pecado de la humanidad

De pronto un poder muy extraño recorre su cuerpo
Y no encuentra otra cosa que hacer
Más se pone a llorar ah ah ah
Sus manos que ayer eran sucias ahora están blancas
Curadas han sido por ese poder celestial
Ah ah ah
Por eso si tu mi hermano te encuentras enfermo
Ten fe mi cristo esta aquí él te quiere sanar