Ven a mi, sopla en mi, despierto en ti cada mañana,
Abro mis ojos, te encuentro a ti, como rocío de madrugada.
La vida tiene sentido así, cuando tu estás,
Mis pasos están seguros, en ti puedo confiar.

Pero cada mañana, quiero despertar así, llenas mi alma, y te puedo sentir.

Háblame, afina mi oído, a estar atento al enemigo,
Mi corazón y mi mente, la entrego a ti mi buen amigo,
Mi desayuno eres tu, eres mi pan eres mi agua,
Mi fortaleza mi esperanza, eres tú Jesús

Estribillo bis

Estribillo bis

Ven a mi, sopla en mi, despierto en ti cada mañana.