Feliz ahora soy, pues no ando en caminos de malos.
Feliz ahora soy, pues camino en la vía del Señor.

Me deleito en la ley del Señor,
meditando en ella estaré.

Seré como el árbol plantado en su río,
llevaré a su tiempo fruto en la viña del Señor.

Dios conoce mi camino con El,
y me bendice con perfecta paz.
Con los justos estaré andando sin maldad,
con los que aman al Señor un día me levantaré.

Junto al malo no estaré,
pues como el ____ le veré,
no se levantarán en el día del juicio,
pero en justicia al Señor contemplaré.