Levanten un Cántico Nuevo
Con júbilo exalten al Rey
Con espadas de dos filos en sus manos
Para derrotar a todo pricipado

Proclamen al Dios poderoso
Aclámenlo en alta voz
Su ejército has vencido al enemigo
Por la Sangre del Cordero le han vencido

/Esfuércense ahora vuestras manos
y con valentía proclamen al Señor/

/Su victoria nos ha dado
Al maligno ha derrotado
Nada nos dañará/

Fin: Nada nos dañará!…