// Cristo, eres Rey, 
Cristo, eres Señor, 
y gloria te daré para siempre, 
para siempre.// 

Tu eres todo para mi Jesús. 
Tú reinas con autoridad. 
Y con mi boca te exalto, oh Señor, 
proclamando al mundo tu majestad. 

Tú eres justo y verdadero; 
tu misericordia es sin fin. 
Y con mi vida te alabo, oh Señor, 
reconociendo tu autoridad. 

Tú eres todo para mi Jesús. 
Tú reinas con autoridad. 
Y con mi boca te exalto, oh Señor, 
proclamando al mundo tu majestad. 
Proclamando al mundo tu majestad. 

// Cristo, eres rey, 
Cristo, eres señor, 
y gloria te daré para siempre, 
para siempre.// 
por siempre 
por siempre