Eres mi amor, eres mi pasión
eres todo cuanto anhelé
fue tu gracia que alcanzó mi ser
no hay palabras como agradecer.
Eres mi paz, mi provisión
eres mi fuerza en la aflicción
mi fiel refugio en quien yo siempre confiaré – e – e.
Solo a tus pies mi buen pastor
quiero rendir mi corazón
derramo mi perfume hoy sin condició – ón.