Te veo en tu trono de justicia
y a tu diestra el Cordero que por mí murió
Tu presencia trae a mí un nuevo corazón
recibe hoy Señor, mi ser para adorarte.
Porque yo,
sólo quiero estar en tu presencia
y escuchar latir tu corazón.
al decirme: Te amo.
Porque yo,
sólo quiero estar en tu presencia
y escuchar latir tu corazón. Al decirme:
te amo, te amo mi hijo, te amo.